Recargas Láser

Desde hace unos años atrás al presente la recarga de los cartuchos o suministros láser ha venido a ser una excelente alternativa de ahorro. La tecnología de un cartucho láser consiste en ser un reservorio de tóner láser o polvo láser con diferentes componentes electromagnéticos acompañados de manera externa de un chip único para ese suministro.

Un servicio de recarga responsable lo que hace es eliminar el polvo residual del tanque o el espacio de desecho que se encuentra en el suministro. En algunos casos los cartuchos también cuentan con un espacio o reservorio de polvo de desecho o polvo quemado, ese polvo es retirado como parte del mantenimiento del cartucho.

La realidad de los cartuchos laser es de que pueden ser recargados varias veces, sin embargo, dependiendo de las partes electromagnéticas que tengan, esas partes también pueden ser reemplazadas. Por ejemplo, cuando el suministro láser consta de cilindro fotoconductor ese elemento suele durar hasta dos recargas con una calidad aceptable y en la tercera recarga hay que reemplazarlo dando como resultado que un cartucho con fotoconductor puede recargarse hasta 5 veces. 

--------------ES IMPORTANTE MENCIONAR---------------

Una buena práctica de recarga es realizarla en la ciudad donde se va a utilizar, ya que si usted recarga su tóner en Guayaquil y lo va a usar en Quito seguramente tendrá problemas de derramamiento. Lo recomendado es que la impresora no este en movimiento por más de 3 horas luego de ser recargada.

 

A continuación se presentan los chips para recarga láser:


Lo sentimos, no hay productos que coincidan con su búsqueda.